sábado, 13 de mayo de 2017

SANCTA ECCLESIA DEI


37.626 likes visitors / 150 countries



SANCTA ECCLESIA DEI


Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta, que decía: Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último. Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete Iglesia que están en Asia: a Efeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardes, Filadelfia y Laodicea. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: no temas; escribe las cosas que has visto, y las que son, y las que han de venir después de estas

Apocalipsis I, 10-11; 17-19



Libro 100% católico



Los autores han comenzado a escribir este libro el domingo 14 de junio de 1998 (Solemnidad de la fiesta de Corpus Christi), en Santa Fe de Bogotá. Colombia. A pedido de su Santidad San Juan Pablo II, a través de un sueño tenido con uno de los autores; en el cual, el Santo Padre, en una manera simbólica, les pidió escribir esta obra para el bien de la Santa Iglesia de Dios, para beneficio de toda la humanidad, y para revelar la profecía sobre el fin de los tiempos. 


Presentado a Su Santidad Benedicto XVI el 26 de diciembre de 2010 para su revisión, en la Ciudad del Vaticano. Estado del Vaticano.

Es un compendio religioso-histórico-profético que explica en una manera didáctica, la doctrina de la Santa Iglesia Católica, los eventos que han determinado la historia de la humanidad, desde la creación del hombre y hasta la segunda venida de Jesucristo, y la profecía escatológica para estos últimos tiempos.

Su fin es el de instruir a la persona que lo lee en las verdades que la Santa Iglesia de Cristo cree y practica, en los eventos históricos que han sido la causa de los cambios que la humanidad ha sufrido y en la profecía sobre el triunfo definitivo del Corazón de la Santísima Madre de la Santa Iglesia de Dios.

Las columnas en las cuales se ha decidido fundamentarlo han sido la Santísima Eucaristía y el Corazón Inmaculado de la Santísima Virgen María.


“Y vi a otro ángel volando por medio del cielo, que tenía que anunciar un Evangelio eterno para evangelizar a los que tienen asiento en la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo. Y decía a gran voz: temed a Dios y dadle gloria a Él, porque ha llegado la hora de su juicio. Adorad al que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas”

Apocalipsis XIV, 6-7


©1998 - 2017

2 comentarios:

  1. “Levantóse Elías, profeta semejante al fuego; y sus palabras eran como ardientes teas. Hizo venir sobre ellos el hambre, y fueron reducidos a un corto número los que por envidia le perseguían, porque no podían sufrir los preceptos del Señor. Con la palabra del Señor, cerró el cielo, del cual por tres veces hizo bajar fuego. Así Elías se hizo célebre por sus milagros. ¿Quién ha alcanzado tanta gloria como tú? Tú en virtud de la palabra del Señor Dios, sacaste del sepulcro a un difunto, arrancándoselo a la muerte. Tú arrojaste a los reyes a la perdición, quebrantaste sin trabajo su poderío, y en medio de su gloria los trasladaste del lecho. Tú oíste en el Sinaí el juicio del Señor, y en el Horeb los decretos de la venganza. Tú ungiste reyes para que castigasen, y dejaste profetas sucesores tuyos. Tú fuiste arrebatado en un torbellino de fuego sobre una carroza tirada por caballos de fuego. Tú estás escrito en los decretos de los tiempos, para aplacar el enojo del Señor, reconciliar el corazón de los padres con los hijos y restablecer las doce tribus de Jacob. Dichosos los que te vieron y fueron honrados con tu amistad. Porque nosotros viviremos sólo en vida, mas después de la muerte no será nuestro nombre como el tuyo”

    Eclesiástico XLVIII, 1-12

    ResponderEliminar
  2. "Y respondiendo Jesús, les dijo: en verdad, en verdad os digo, Elías vendrá primero, y restaurará todas las cosas"

    San Mateo XVII, 11

    ResponderEliminar